Menú Principal
8 de octubre de 2021

En el Día de los Cuidados Paliativos: Familiares de pacientes atendidos en el Hospital Claudio Vicuña agradecen la labor del Poli del Dolor

En el marco del Día de los Cuidados Paliativos, que se conmemora el 10 de octubre, son los familiares de los pacientes del Poli del Dolor del Hospital Claudio Vicuña, los que han manifestado su agradecimiento por la atención del equipo de profesionales que integra la unidad dirigida por el doctor Enrique Jiménez Mira.

Jovita Seguel Díaz, vecina de la comuna de El Tabo, destaca la atención de todos quienes componen el servicio. “Hacen un gran trabajo, son todos muy amables, atentos y preocupados. Les agradezco la atención entregada a mi madre, Lidia Díaz Pérez, siempre lo han hecho con paciencia y amor. Ella está con un cáncer hace ya más de dos años y una vez al mes vamos al hospital y siempre la han atendido muy bien”.

La hija de la usuaria recordó que antes de la pandemia del covid -19 la fueron a visitar a su casa. “Mi mamá no lo podía creer. Ella asegura que el doctor es muy entregado a sus pacientes, muy animoso y cariñoso, por lo que espera su pronta visita”.

Paola Villa González también agradeció al “gran equipo del alivio del dolor. Mi madre se fue el pasado 20 de mayo, pero tuvo las mejores atenciones. A pesar de esta gran pandemia mundial nunca le faltó nada”.

Juana de Dios González González fue paciente de la Unidad de Cuidados Paliativos y Alivio del Dolor desde enero de este año hasta que falleció. “Ella ya había tenido cáncer al colon en el 2017 y este año la empecé notar cansada, la veía mal y la llevé a una consulta particular y desde ahí fue derivada al hospital. Había vuelto el mismo cáncer pero con metástasis”.

Su hija Paola Villa contó que con el 10 por ciento del retiro de la AFP pudo comprarle un balón dilatador que se inserta mediante procedimiento endoscópico, el que le permitió otorgarle una mejor calidad de vida. “Estuvo tres meses hospitalizada en el Claudio Vicuña y luego fue derivada al Instituto Nacional del Cáncer. Hice todo por mi mamita”.

“El doctor Jiménez es un 10. Cuando venían a mi casa me hacía notar lo bien cuidada que estaba mi mamá. Cuando ella se agravaba llamaba al Poli del Dolor y de inmediato agendaban una visita. Ella murió en su casa, con dignidad, pude velarla. A pesar de la pena, me nace del corazón dar los agradecimientos a todo el equipo”.

Paola cuenta que hasta el día de hoy el Poli del Dolor a través de su psicólogo le sigue dando contención. “Me atiende dos veces al mes. En el último control ya me encontró mejor, pero aún no me da el alta. Le hice una promesa a mi mamá. Estudiar enfermería para atender con cariño y dedicación a la gente”, finalizó la técnico en educación parvularia.

Programa

Para ingresar al programa de Alivio del Dolor y Cuidados Paliativos el beneficiario debe contar con el diagnóstico confirmado de cáncer, ya sea progresivo o no progresivo, para así recibir medicamentos e insumos que le permitan mejorar su calidad de vida.

La unidad que funciona a un costado de la Urgencia General atiende de lunes a viernes de 8 a 15 horas y en la actualidad atiene a casi 500 usuarios.

Los martes y miércoles el equipo del Poli del Dolor realiza visitas domiciliarias en el territorio comprendido entre Mirasol, en Algarrobo y las comunas de Rapel y Navidad, ambas ubicadas en la Región de O´Higgins.