Menú Principal
30 de julio de 2020

Jefe de Urgencias del Hospital detalló mejoras en la Unidad de Movilización y el plan para retomar las atenciones ambulatorias

El jefe de Urgencias del Hospital Claudio Vicuña de San Antonio, el médico internista Omar Pujol González, explicó las mejoras que se hicieron en la movilización de vehículos de emergencia del centro asistencial y del plan para retomar las atenciones ambulatorias, suspendidas de acuerdo a los lineamientos del Minsal para evitar aglomeraciones.

“Nosotros siempre en Urgencia hemos funcionado con dos sistemas de ambulancias. Un sistema que está dotado de técnico paramédico, enfermero y chofer, que es el Samu, que cuenta con tres equipos en turno; y además tenemos un segundo sistema de ambulancias, que son de menor complejidad, que son de Urgencias, son tres en turno”, detalló.

Agregó que “ambas funcionaban como dos unidades independientes. Sin embargo, en el último tiempo hemos visto un déficit importante de personal en los servicios y se nos ha hecho bastante difícil en alguna oportunidad sacar algún técnico paramédico para el traslado de las ambulancias de urgencias. Con dos sistemas independientes se hacía engorroso cualquier traslado que se quisiera gestar”.

El doctor Pujol recalcó que “el único cambio que se ha hecho es unir los dos sistemas de traslado en un sistema común que se llama Unidad de Movilización, pero van a trabajar las mismas ambulancias, con los mismos choferes, con los mismos requerimientos, solo que ahora forman parte de una misma unidad”.

ATENCIONES

Sobre el plan para retomar las atenciones ambulatorias, indicó que “uno tiene claro que con la situación que estamos viviendo hoy, la atención ambulatoria se ha hecho súper difícil, pero tenemos que tomar ciertas medidas para ir retomando la atención ambulatoria de forma normal”.

El facultativo resaltó que “en la Urgencia General hemos ido viendo, que si bien no ha habido un aumento de atenciones de forma importante, en el último mes ya ha habido un incremento de las mismas y las consultas son de pacientes crónicos que al estar sin control empiezan a descontrolarse de su enfermedad y terminan en hospitalizaciones de pacientes cardiópatas, que están en tratamiento en poli de anticoagulante, diabéticos, e insuficientes renales”.

“Si bien el hospital ha hecho un tremendo esfuerzo para llevar los medicamentos incluso a sus mismas casas, los pacientes crónicos necesitan su control cada cierto tiempo. Hay que ir variando los medicamentos en pos de su mejoría clínica, y nosotros en algún  momento tenemos que empezar a dar atención ambulatoria. No podemos olvidar que este hospital tuvo una gran intervención: la Urgencia Respiratoria, que es una necesidad y no podemos quitar todavía, funciona donde estaba el antiguo poli de pediatría y eso significó que los box de pediatría y ginecología se perdieron”.

“Esos box los tenemos que recuperar en alguna parte del Hospital, y si en estos lugares hay gente trabajando vamos a tener que mover personas y se hará en conjunto con Prevención de Riesgos, con Infecciones Asociadas a la Atención en Salud y con el Instituto de Seguridad del Trabajo, para darle las condiciones necesarias, pero no hay que olvidarse que el giro de un hospital es la atención clínica, las tenemos que retomar, de forma gradual, en la medida que la situación del país lo permita, pero que quede claro la atención clínica de los pacientes debe retomarse”, finalizó.

Desde hoy se reforzaron los controles sanitarios, que se implementaron inicialmente el 5 de mayo, en todos los accesos del recinto. El ingreso de funcionarios y usuarios continuará de forma normal. La medida se tomó luego de detectar a personas recorriendo el sector de hospitalización sin autorización.