Menú Principal
18 de enero de 2021

Profesional del Hospital Claudio Vicuña resuelve las dudas sobre la vacuna Pfizer contra el covid-19

La enfermera Elsa Flores Silva, encargada de Infecciones Asociadas a la Atención en Salud (IAAS) y delegada de Epidemiología del Hospital Claudio Vicuña de San Antonio, resolvió las dudas en torno al proceso de inmunización con la vacuna Pfizer contra el covid-19.

La profesional, quien el miércoles pasado describió el proceso a los funcionarios del centro asistencial en que se recibieron las 140 primeras dosis en la provincia, recordó que “a nivel mundial, en los últimos once meses se han registrado más de 76 millones de casos de coronavirus y más de un millón de muertes asociadas”.

Agregó que “en junio se vio peak nacional, con una concentración de casos entre mayo y agosto”.

Sobre el proceso de inmunización recordó que los trabajadores de la salud serán los primeros en recibir la vacuna de acuerdo a la “recomendación del Consejo Asesor de Vacunas e Inmunización (CAVEI) del Minsal en que participan médicos infectólogos, abogados, enfermeras, y epidemiólogos”.

Recordó que “se empezó a trabajar en torno a una eventual vacunación masiva el 30 de junio con la priorización de grupos. Fue una estrategia mundial en la que Chile también participa y que se hizo en base a la evidencia científica, recomendaciones internacionales, características epidemiológicas, y acceso y oportunidad, considerando que hay una alta demanda e inicialmente un acceso limitado”.

PROCESO

Detalló que la inoculación será en “tres pasos que incluyen distintos subgrupos. En la fase uno está el personal de salud, en la fase dos adultos mayores y personas con comorbilidades y en la fase tres toda la población general”.

“El objetivo final es vacunar al 80 por ciento de la población nacional y mundial”, expuso.

Explicó que dentro de la “fase uno, existen subgrupos de priorización dado que la vacuna está en elaboración y hoy son un bien escaso. En la primera etapa se está vacunando a funcionarios de unidades críticas que atienden a pacientes adultos”.

En relación al desarrollo de vacunas, expuso que “se están estudiando 214 candidatas a vacunas; 52 están en fase clínica, eso quiere decir que ya se están probando en humanos en distintos número de personas y 14 están en fase tres, es decir que ya se están solicitando a las agencias internacionales su autorización”.

En la actualidad la vacuna Pfizer está aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y el Instituto de Salud Pública (ISP), entre otras entidades, y “es la que se está usando actualmente en Chile, también avanza, pero no está autorizada en nuestro país la vacuna Moderna”.

VACUNAS

En cuanto al tipo de vacunas, detalló que están “las inactivadas, que son las que usamos en el Programa de Vacunación Nacional, estas tienen la característica de que el virus se inactiva por métodos físicos o sustancias químicas. Su respuesta inmune no es tan potente y se necesitan varias dosis; y están las de vector viral, que usan el virus atenuado y estimulan una respuesta inmune”.

Pero “ahora estamos usando una nueva con ARN modificado, basada en material genético del virus, solo una traza, por lo que la vacuna no puede provocar la enfermedad”.

En esta vacuna se requieren dos dosis, con una separación de 21 días entre cada una de ellas.

INMUNIDAD

Explicó también que “se desconoce la inmunidad que provocará en el tiempo. Hay que recordar que tuvo una aprobación de emergencia por parte de los organismos internacionales, se sabe que es efectiva, pero no se sabe cuánto dura la inmunidad, por lo tanto, hay que mantener el uso de la mascarilla, el lavado de manos, mantener el distanciamiento social y evitar las aglomeraciones”.

Además, “las mayores contraindicaciones están en personas que tengan antecedentes en reacciones alérgicas graves” y que “hasta ahora los efectos adversos más descritos entre quienes se han vacunado está dolor en lugar de la punción, fatiga, dolor de cabeza, y otros como dolor muscular, articular o escalofríos”.

“La mayoría de las personas que se vacunan contra un virus reducen su trasmisión, sin embargo, se desconoce si esta vacuna reduce la trasmisión”, detalló la enfermera.

Recordó que “debe vacunarse idealmente toda la población cuando sea su momento, por ahora las vacunas son limitadas. No es obligatorio, pero altamente recomendable”.

“No hay sanciones por no vacunarse, pero la persona se priva de la posibilidad de adquirir defensas y de desarrollar inmunidad”, finalizó.