Menú Principal
30 de abril de 2021

Hospital Claudio Vicuña potencia acompañamiento significativo en el parto con medidas preventivas para evitar el contagio del covid -19

El Servicio de Obstetricia del Hospital Claudio Vicuña de San Antonio potencia el acompañamiento significativo y el apego en la atención del proceso del parto tomando todos los resguardos necesarios para evitar la propagación del covid -19, por lo cual la persona o familiar significativo que acompañe a la madre en este trascendental momento, debe usar elementos de protección personal como mascarilla, gorro, guantes, pechera y cubrecalzado.

Katherine Cornejo, matrona del centro asistencial, agregó que el acompañamiento en el preparto se autorizará siempre que el aforo de la sala lo permita. “Está comprobado que esto disminuye el dolor y entrega tranquilidad. Tratamos de otorgar un parto lo más respetado posible, propiciando la utilización de técnicas de alivio del dolor no farmacológicas, como por ejemplo caminar, uso de balón kinésico y calor local. Lo ideal es que la mujer llegue a este momento con conocimiento de lo que va a pasar”, especificó la funcionaria.

La matrona agregó que el nacimiento es uno de los momentos más esperados por una embarazada, al que se acerca quizás con cierta inquietud, pero al que no debe tener miedo. “La Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1985 declaró que no es una enfermedad, por tanto, inició el proceso para implementar el parto humanizado en los hospitales. Según la institución, cada mujer debe ser libre de elegir cómo vivir su proceso”, explicó Cornejo.

La profesional puntualizó que la OMS reconoce que es un derecho de todas recordar este proceso como una experiencia agradable y elaboró recomendaciones que deberían conocer las gestantes. “Se equipara una asistencia médica de calidad con una experiencia positiva. El cuidado durante el parto se ha descrito como un derecho humano universal, que abarca principios de ética, en que se deben tomar en cuenta los sentimientos, la dignidad, las elecciones y las preferencias de la paciente”, agregó la funcionaria.

La matrona declaró que actualmente los profesionales son fundamentales, pero no son los protagonistas de la llegada de un nuevo ser humano al mundo. “Estamos para guiar, acompañar y educar a la mujer para que al momento de parir esté empoderada y pueda tomar las mejores decisiones. “Actualmente ellas buscan respeto por su cuerpo, su bebé, sus derechos, su voluntad, sus deseos y expectativas y la necesidad de ser informadas de los riesgos y beneficios”.

Medidas preventivas

Las visitas al Servicio de Obstetricia siguen suspendidas, por lo cual al momento del alta se entrega ajuar del Programa Chile Crece Contigo.

Las altas, siempre que las condiciones de la madre y el bebé lo permitan, se dan con un máximo de 48 horas con el objetivo de que ambos permanezcan el menor tiempo posible internados.

“La matrona de turno entrega información a los familiares que deben aguardar en la sala de espera durante el trabajo de parto, que puede durar horas. Tras el nacimiento del bebé, se otorga el comprobante de parto el mismo día para que los padres tengan la posibilidad de inscribir de forma inmediata al recién nacido en el Registro Civil”, especificó la profesional de la salud.