Menú Principal
15 de octubre de 2021

Hospital Claudio Vicuña sigue entregando apoyo y contención emocional a sus trabajadores durante la pandemia del covid -19

A pocos días de la conmemoración del Día Mundial de la Salud Mental, el Hospital Claudio Vicuña reafirma su compromiso y preocupación por el bienestar emocional de sus funcionarios durante la pandemia del covid -19.

Desde abril del 2020 se han entregado cerca de mil 500 primeros auxilios psicológicos, que se  traducen en un apoyo breve e inmediato que implica la asistencia a una persona expuesta recientemente a una situación laboral muy estresante.  

Se trata del Plan de Acción de Cuidado de Salud Mental Para el Personal en el Contexto Covid -19, que es una estrategia de Apoyo a la Respuesta en Salud Mental (Arsam) del Servicio de Salud Valparaíso – San Antonio, que cada hospital de la red adecuó a su realidad.

Francis Caroca, psicóloga clínica encargada del programa en el Claudio Vicuña, precisó que su trabajo es realizar intervenciones individuales y en algunos casos grupales, que se efectúan de forma presencial y también remota. “Se entrega atención por demanda espontánea, por derivación de la jefatura o por recomendación de los mismos compañeros. También es necesario mencionar que se otorgan intervenciones de segunda línea, trabajo psicológico de mayor profundidad para aquellos trabajadores que lo requieren”.

Según lo explicado por la profesional, este plan permite generar acciones orientadas “a brindar apoyo constante, elemento protector ante difíciles exigencias, como por ejemplo: aumento de la carga laboral ante el incremento de la demanda asistencial; discriminación como  funcionario de la salud (persona contagiante); temor por la seguridad propia y de los seres queridos; enfrentamiento constante a la soledad; sufrimiento y muerte y dificultades para desligarse del ámbito laboral”.

Francis Caroca agregó que en algunos casos existe sintomatología asociada al estrés como dolores de cabeza; trastornos del sueño y la alimentación; miedo; tristeza; ira; falta de motivación en el ámbito laboral; aumento de las conductas de riesgo y desconexión de las prácticas religiosas o espirituales. “En el contexto de la pandemia del covid -19 se han debido mantener funcionando sistemas y servicios de primera necesidad en beneficio de todos y quienes se desempeñan en estas áreas se han visto expuestos a altos niveles de estrés y agotamiento”, especificó Francis Caroca.

“Ante este escenario resulta fundamental apoyar el bienestar emocional de los trabajadores. Es una necesidad y una responsabilidad. El hospital cuenta con un dispositivo, una unidad, a la cual pueden acceder todos. El objetivo es contener emocionalmente a las personas y otorgar herramientas para abordar de mejor manera estas adversidades, estas dificultades”, manifestó la psicóloga.